Date:mayo 20, 2014

Autoestima, Confianza y Seguridad

¿Tienes dudas e inseguridades en casi todo? ¡Ponle fin a esa situación de una vez por todas! Coge las riendas de tu vida y Logra alcanzar esas metas que alguna vez te has planteado como objetivo. Podríamos definir la autoestima como la percepción que tenemos de nosotros mismos. Nuestros pensamientos y sentimientos, nuestra manera de ser y de comportarnos, nuestro carácter e incluso los rasgos físicos de nuestro cuerpo. La Baja autoestima se define como la dificultad que tiene una persona para sentirse valiosa y por tanto digna de ser querida o respetada por los demás. Las personas con Autoestima Baja buscan, la aprobación y el reconocimiento de las personas que están en su círculo, bien sean familiares, amistades, etc... Normalmente tienen dificultades para ser ellas mismas y poder expresar con total libertad aquello que piensan u opinan. En ocasiones las personas que albergan en su interior sentimientos de Baja Autoestima, suelen crear a su alrededor una coraza para defenderse y protegerse de las amenazas (Normalmente inexistentes) frente a los posibles rechazos sociales, a las críticas personales u opiniones que cuestionen sus creencias o pensamientos. Suelen experimentar algún tipo de ansiedad ante las situaciones íntimas y afectivas. Esto es por la dificultad que experimentan a la hora de sentirse seguras de sí mismas y por la falta de autoconfianza. Muchas personas o la gran mayoría, buscan la autoconfianza fuera de sí mismas, comparándose con otras personas, motivo por el cual están abocadas a un rotundo fracaso. La autoconfianza hay que encontrarla en uno mismo. Sintomas que presenta una persona con falta de autoestima:
  • Autocrítica. (Tiende a crearse un estado habitualmente de insatisfacción consigo mismo/a).
  • Hipersensibilidad a la crítica. (Se siente fácilmente atacada y experimenta resentimientos contra sus críticos).
  • Indecisión. (No por falta de información, sino por un miedo exagerado a equivocarse).
  • Deseo excesivo de complacer. (No se atreve a decir “NO”, por temor a desagradar).
  • Perfeccionismo y Auto exigencia. (Busca la perfección en todo lo que hace y cuando las cosas no salen a la según sus exigencias, se siente muy mal)
  • Culpabilidad. (Exagera la magnitud de sus errores, los lamenta indefinidamente y no llega a perdonarse)
  • Tendencias defensivas. (Todo lo ve negativo: Su vida, su futuro y sobre todo a sí mismo. Con una inapetencia generalizada de la vida misma).

La hipnosis y su eficacia contra la falta de autoestima y seguridad:

En nuestras intervenciones de ayuda para la baja autoestima, logramos que la persona recupere la confianza en sí misma y empiece a sentirse segura de todo lo que hace. Estando bajo hipnosis, nos permite actuar sin las limitaciones que el estado de vigilia natural suele imponernos como prejuicios, estados anímicos, miedos, complejos, etc... Aprenderá a controlar sus pensamientos, sus emociones y esas sensaciones que lograban hacer que todo lo viese de una manera negativa. Mejorará su vida y la forma de relacionarse con los demás. El enfoque general de cara a un futuro será más positivo y optimista, ya que se sentirá más cerca de los objetivos que en alguna ocasión se planteó. “Con actitud positiva, todo es mucho más fácil de lograr”.

¿Cuál es el proceso en una intervención bajo hipnosis?

En HipnosisBcnValles, se mantiene una entrevista con el paciente para poder evaluar el problema. De acuerdo con la información que se obtuvo en la entrevista, comenzamos la intervención bajo hipnosis donde podemos usar diferentes técnicas, según las necesidades de cada paciente: (Regresión hipnótica para determinar el origen de la patología, Sugestiones focalizadas en experiencias positivas que cambien todo lo negativo por cosas positivas y constructivas, Progresión para poner en práctica los recursos adquiridos, Sugestiones post-hipnóticas para reforzar la seguridad, la confianza en uno mismo, etc..) El número de sesiones destinado al tratamiento, no puede determinarse con exactitud, ya que influyen diferentes factores como pueden ser: la patología en sí, la gravedad de la misma o la cronicidad. Las intervenciones se realizan semanalmente hasta terminar el proceso que cada persona necesita. Para nosotros es muy importante el espacio de tiempo que transcurre entre cada intervención, porque observamos el progreso y los contratiempos, en el caso de que los hubiese. Así podemos ajustar las indicaciones (Sugestiones post-hipnóticas) según las necesidades que precisemos.
“Todo ser humano, sin excepción, por el mero hecho de serlo, es digno del respeto incondicional de los demás y de sí mismo; merece estimarse a sí mismo y que se le estime”