FAQ – PREGUNTAS FRECUENTES SOBRE MASAJES

¿Qué beneficios tiene darse un masaje?

Darse un buen masaje nos ayuda a sentirnos reconfortados. No solo logramos relajar nuestro cuerpo, sino que hay muchos otros beneficios que se pueden atribuir a esta práctica. Los masajes ofrecen muchas ventajas: Mejora la inmunidad del cuerpo, reduce los dolores de cabeza, ayuda a controlar la ansiedad, alivian el dolor, mejoran el sueño, combaten el síndrome premenstrual, contribuyen a la belleza, etc…

¿Puede eliminar o reducir la celulitis?

Un masaje linfático ayuda a nuestro cuerpo a eliminar toxinas y estimular los nodos linfáticos, estos masajes anti celulitis son más profundos y se concentran en las áreas afectadas, se emplea un poco más de fuerza con los dedos para deshacer los nódulos de las áreas con celulitis, de manera que la grasa acumulada en la superficie se distribuya de forma uniforme y la piel se vuelva lisa. Cuando combinas esta técnica con una alimentación de calidad, la toma de agua (al menos 2 litros diarios) y ejercicio, ayudarás enormemente a que la grasa y toxinas se eliminen por completo.

¿Activa el flujo sanguíneo y elimina toxinas?

El mejor aliado para estos problemas es el Masaje Circulatorio, ya que activa el flujo sanguíneo, favoreciendo la eliminación de toxinas y aliviando el cansancio de las piernas. Además, cabe destacar otros beneficios tales como gran alivio en ésta zona, mejora el descanso nocturno y aporta una mayor relajación.

¿Alivia la tensión muscular?

La tensión del cuerpo se da cuando las fibras musculares permanecen en un estado firme y contraído. Un masaje profundo en todo el cuerpo te devolverá la energía necesaria, pero además diluirá las tensiones musculares.

¿Cómo actua la Reflexologia podal o digitopuntura?

La Reflexología podal trabaja atraves de los pies y conectamos con nuestro sistema nervioso central que se encarga de transmitir el impulso nervioso desde las zonas del pie, provocando una respuesta, tanto a nivel cerebral, como de la médula espinal. Al introducir un impulso de presión sobre una zona del pie, se localizan los puntos de dolor. Una vez localizados estos puntos se mantiene la presión sobre ellos, sin alcanzar el umbral de dolor en las zonas reflejas. La reacción principal que produciremos en la persona será de relajación, formando endorfinas (hormonas de comunicación entre el sistema nervioso inmunológico y endocrino) que ayudarán en el proceso de recuperación. A partir de aquí será el organismo el que comience a regularse, produciendo numerosos neurotransmisores encargados del equilibrio interno que le conducirá a la salud.